martes, 31 de marzo de 2009

Por Fin Algo Productivo

Los llamados “Delitos contra el honor” (calumnias e injurias) serían derogados del código penal

Las calumnias y las injurias están cada vez más cerca de desaparecer del Código Penal. La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le advirtió el año pasado a la Argentina que estos delitos, tal como están redactados, atentan contra la libertad de expresión, y se acaba de presentar un proyecto en el Congreso que propone derogarlos.
La iniciativa, redactada por la diputada de la Coalición Cívica Marcela Rodríguez, fue firmada por 13 legisladores de diferentes bloques, incluido el oficialismo.
La idea es derogar del Código Penal el título de los "delitos contra el honor", que hoy tienen penas de prisión, y derivar al fuero civil "todos los conflictos que afecten la dignidad, autoestima o reputación de las personas". De este modo, la forma de reparar el daño ya no sería la cárcel del ofensor, sino una indemnización o la retractación o rectificación pública.
(Fuente: lanacion.com)


Por fin algo productivo saldría del congreso y no la mediocre basura que suele tratarse.
El hecho de que alguien pueda ir preso por ofender verbalmente a otra persona me repugna desde lo más profundo. Una noción tan retrograda es digna de regimenes como los de Mussolini y Stalin, no de un país que se originó constitucionalmente en los valores de la libertad.
Espero que el congreso siga esta tendencia hacia la derogación de nuevas leyes, y si me piden alguna recomendación le sugiero: ley de abastecimiento, ley de defensa de la competencia, ley de defensa del consumidor, ley de contratos de trabajo, ley de sociedades comerciales, etc. etc. etc…
Y en honor al gran Thomas Sowell quería hacer alusión a sus sabias palabras:
QUIEN RESPONDE A TODOS LOS PROBLEMAS DE LA SOCIEDAD CON LAS PALABRAS “DEBERÍA HABER UNA LEY PARA…” DESPRECIA LA LIBERTAD.



(aquí está el resto del post, entre los dos tags de span. sólo será visible clickeando en el link de "seguir leyendo ..."

1 comentario:

Martín Benegas dijo...

Deberían derogar también la figura de la apologia del delito, otra traba ala libertad de expresión.